¿Qué comer en Galicia?

¿Qué comer en Galicia?

Si estás planeando un viaje a Galicia y no quieres perderte los platos típicos de su gastronomía, aquí te lanzamos algunas ideas de platos que no debes perderte.
 
La riqueza gastronómica de Galicia es conocida en todo el mundo y uno de los pilares de esta calidad es la materia prima utilizada. Galicia tiene multitud de productos protegidos con Denominación de Origen (D.O.) o con Indicación Geográfica Protegida (IGP); quesos, carne, vinos, productos de la huerta, panes, licores, miel… Esa protección garantiza una calidad y una autenticidad en los productos que hacen de la cocina que los elabora una cocina de primer nivel, basada en la frescura de un producto de proximidad.
 
En la Cocina Gallega hemos de empezar por los platos “básicos”, presentes a lo largo y ancho de nuestra geografía, en este apartado destacarían:
El caldo gallego, con verduras, patatas, habas, carne y el fundamental unto (grasa de cerdo salada y ahumada).
Los pimientos de Padrón (“uns pican e outros non”), fritos y servidos con un poco de sal.
La empanada gallega, hecha con diferentes masas y rellenos dependiendo del lugar y de la época del año, pero siempre fantástica.
El Pulpo á feira, cocido y servido con pimentón y aceite de oliva virgen extra y acompañado de cachelos.
Y el famosísimo lacón con grelos, salazón de cerdo con los ligeramente amargos grelos que casan sus sabores de forma perfecta.
 
Aparte de estas recetas típicas y comunes en toda Galicia podemos hacer una pequeña distinción entre la Galicia del interior y la costera (aunque asumimos que actualmente la frontera entre ambas es más difusa que antaño).
En la Galicia de interior encontraremos las mejores carnes de vaca de la raza Rubia Gallega, con denominación de origen.Con estas carnes se elaboran churrascos, asados y carne ao caldeiro (cocida y servida con cachelos, pimentón y aceite de oliva). Tampoco podemos olvidar el cerdo, animal casi totémico en las comarcas del interior. Sobre todo en invierno podremos disfrutar de una miríada de elaboraciones, desde el ya mencionado Lacón con grelos hasta el Cocido gallego (diferentes carnes acompañadas de verduras y garbanzos), pasando por los conocidos salazones, chorizos, frebas y las peculiares androllas y botillos. No podemos dejar la zona interior de Galicia sin, como mínimo, mencionar el fabuloso Capón y las carnes de caza como el jabalí, corzo o ciervo.
 
De la Galicia costera destacan, por supuesto, los pescados y mariscos. Rodaballos, merluzas, lenguados… por ejemplo las sardinas y jureles se suelen freir, los demas pescados aceptan desde un sencillo paso por la plancha o el horno hasta la elaboración de suculentos guisos. Un plato para no perder en la costa es la Caldeirada de pescado, una forma de guiso en el que cabe casi cualquier pescado; bacalao fresco, salmonete, lubina… muy famosa es la caldeirada de raya.
Hablando de mariscos poco podemos decir que no se sepa. Únicamente que la tradición popular dice que lo mejor es disfrutarlos los meses que contengan -r-, es decir, de Septiembre a Abril. Hay mucho que probar, centollos, bueyes de mar, nécoras… Las zamburiñas y navajas a la plancha, los mejillones al vapor o en vinagreta. Sin olvidar uno de los productos insignia de las costas más agrestes, el percebe.
 
Por supuesto todos estos platos pueden ser acompañados bien por aguas minerales gallegas (hay que recordar que Galicia es tierra de aguas minerales y termales), bien por cervezas artesanales (muy de moda actualmente) o bien por cualquiera de los vinos que tenemos con D.O. (Ribeiro, Ribeira Sacra, Rías Baixas, Monterrei o Valdeorras).
 
Y para las personas más golosas, en Galicia tenemos una variedad casi infinita de postres (sobremesas) tradicionales, como la tarta de Santiago, las filloas (parecidas a las crêpes que pueden estar rellenas o no), la bica, los melindres, la larpeira, diferentes elaboraciones con castaña, queso de tetilla con membrillo…
 
 
Acabamos como se acaban las sobremesas en Galicia, con un buen licor. Ya sea el austero aguardiente (tambien conocido como orujo o caña) o cualquiera de los licores que se elaboran con él como base, licor café, licor de hierbas, crema de aguardiente…
 
No te olvides de echar un ojo al calendario de fiestas gastrómicas de Galicia. hay muchas y es una ocasión magnífica para probar productos tradicionales a buen precio y disfrutando ademas de un ambiente festivo y único.