El Toxo, Galicia y Toxo Travel.

El Toxo, Galicia y Toxo Travel.

Somos Toxo Travel. Lo de “Travel” está claro de dónde proviene, somos una agencia de viajes, pero… ¿y Toxo? ¿De donde viene?

Pues bien el “Toxo” (de nombre científico Ulex), llamado tojo en castellano, ajonc en francés o gorse en inglés, es una de las plantas más representativas de Galicia. Extendido por todo el territorio gallego es un típico arbusto que podemos ver en la mayoría de los montes, incluso también los terrenos que ya no se plantan son tomados por este prolífero arbusto, formando grandes extensiones de un paisaje amarillo y verde.

Se dice que una sola planta puede producir 2o.ooo semillas, las cuales pueden aguardar hasta 70 años sin germinar, esperando el momento idóneo para hacerlo. Cuando hay algún tipo de  devastación en un terreno, el tojo es el primero en repoblar el suelo.

Por todo esto podemos decir que es una planta emprendedora, fuerte y vigorosa. Tambien hermosa, sobre todo su flor, llamada “chorima”, de un amarillo muy característico y resistente. En este punto es my curioso que el “toxo” parece estar siempre en flor, y, en parte, esto es cierto, ya que en nuestra tierra hay cuatro variedades de esta planta y cada una de ellas florece en una época diferente, por lo tanto en nuestros montes la chorima tiene una presencia habitual y bastante constante. De hecho una leyenda cuenta que Dios puso estas flores en los toxos y el Diablo, por fastidiar, puso las espinas. En compensación, Dios permitió que florecieran todo el año. Claro está que las leyendas han sido siempre un intento de explicar un hecho real o fabuloso adornado con elementos fantásticos. Aún así, los amantes de antaño  prometían amarse mientras el toxo estuviera en flor.

Las especies de toxo en Galicia son, como decíamos cuatro; el toxo arnal (ulex europaeus), el toxo femia (ulex galii), el toxo gateño (ulex minor) y, por último, el toxo brañego (ulex michrantus).
El  Arnal, es la variedad de mayor tamaño (entre 1 y 3 metros de altura) y de espinas más grandes. Su floración es entre primavera y principios de verano.
El Toxo Femia, más pequeño que el arnal (de medio metro a un metro) y floración más tardía, a mediados de verano.

El  Gateño, el más pequeño de todos los toxos “habituales” no suele superar los 80 centímetros de altura. La floración de esta variedad tiene lugar en otoño.
Por último está el Toxo Brañego, esta variedad es un endemismo del sur de Galicia y norte de Portugal, por lo tanto con una extensión muy limitada, y de tamaño similar al gateño (de 20 a 80 centímetros). La floración de este toxo es en el mes de Abril.

La preciosa y pequeña flor que es la chorima, además de bonita está llena de propiedades, sobre todo antiinflamatorias y beneficiosas para afecciones hepáticas.

A modo de resumen, valgan estas palabras del grupo musical Saraibas para demostrar la profunda identificación de nuestra cultura con el toxo y la chorima.
“Chorima nosa chorima, tan amarela no monte, ti é-la fror dos galegos, dos de onte e dos de hoxe. Fror de toxo, fror de toxo, fror da galeguidade as raíces son a ialma a chorima a saudade. Arrecendes os toxales, non te quixeches na casa, ergueita brava e ceibe como os galegos de raza. Somente a nosa terra abona a túa semente, chorima ti sí es nosa, fúche-lo e sera-lo sempre”
(Chorima nuestra chorima, tan amarilla en la montaña, tú eres la flor de los gallegos, de los de ayer y de los de hoy. Flor de tojo, flor de tojo, flor de la galleguidad las raices son el alma y la chorima la nostalgia. Das aroma a los tojales, no te quisiste en la casa. En pie, brava y libre como los gallegos de raza. Sólo nuestra tir¡erra nutre tu semilla, chorima tú si qe eres nuestra, lo has sido y lo serás siempre)